Sacerdote argentino confiesa, ora y da consejos a la gente en plena calle

0
Hace un par de semanas se volvió viral en las redes sociales la foto de un sacerdote que aparece sentado en una banca confesando en la calle. Detrás de él hay un cartel pegado a un poste donde se lee: “Soy el Padre Marcelo. Confesiones, bendiciones y consejos”.

Toda una semana en la calle confesando a gente
El P. Marcelo De Benedectis, párroco de la Parroquia Santiago Apóstol y San Nicolás, ubicada en la provincia Mendoza (Argentina), salió a confesar en la calle desde el 23 de diciembre y permaneció toda esa semana recibiendo a la gente en la banca ubicada frente al templo durante los horarios de confesión.

En el Año de la Misericordia… salir a la calle a confesar
En declaraciones a ACI Prensa, el P. Marcelo dijo que esta es la primera vez que confiesa en la calle. “Estoy feliz de hacerlo. La idea fue madurando de a pocos con la oración y llegó el momento de hacerlo. ¡Si Él ilumina algo, hay que hacerlo!”

Sobre los motivos para esta iniciativa, el sacerdote señaló que el Año de la Misericordiafue uno de ellos. También lo influyó el llamado del Santo Padre a salir a las periferias. “Es algo muy (propio) del Papa Francisco y lo que me ilumina mucho es saber que Dios habita en la ciudad y allí fui a encontrarlo”, indicó.

“Como esto es nuevo no estuvo la posibilidad de sumar a otros sacerdotes. Eso sí, me llamaron mucho alentándome a seguir”, contó luego y señaló que desconoce si alguien más ha hecho lo mismo en otros lugares.


El padre Marcelo De Benedectis, párroco de Santiago Apóstol y San Nicolás, en Mendoza (Argentina), confesando en plena calle cerca de su iglesia

Necesidad de recibir la gracia de Jesús
Por otro lado, el P. Marcelo comentó que le llamó la atención que su foto confesando en la calle se haya viralizado en Internet y que esto le mostró la “necesidad que tiene el pueblo de Dios de la gracia de Jesús, de la presencia de sus sacerdotes y de la palabra que podemos y debemos comunicar”.

“Cuánto bien se puede hacer con algo tan sencillo y natural. Creo que la fuerza de este hecho está en su autenticidad y sencillez. Es el modo de actuar que nos enseña Jesús”, dijo a ACI Prensa.

Aprecio a los sacerdotes
Sobre esta experiencia, el sacerdote dijo que fue “muy hermosa y consoladora. Primero por el encuentro con las personas que transitan en nuestras ciudades y con todo lo que llevan en sus corazones y espaldas. También, por el aprecio a los sacerdotes cuando estamos al servicio del pueblo de Dios”.

Necesidad de sanación 
El presbítero resaltó que la gente tiene mucha necesidad de la confesión y dijo que en este sacramento “Cristo nos toca, nos sana, nos dignifica, llena de sentido nuestra vida llenándola de paz, confianza y serenidad”.

Share.